Los profesionales de IT solemos tener un gran dilema a la hora de enfocar nuestra carrera: prestar servicios para la industria, es decir para una empresa no relacionada con IT (y así sentir que lo que uno hace tiene un impacto tangible en el mundo real, aunque resignando un poco el desarrollo tecnológico personal), o trabajar en una empresa de IT (para trabajar con lo último de lo último en tecnología, aunque perdiendo un poco ese sentido de relevancia).

Pongamos dos ejemplos para tratar de entender a qué me refiero.

Supongamos que, como profesionales de IT, obtenemos un cargo importante en una industria de renombre. Digamos que llegamos al cargo de Gerente de IT en una sucursal de Coca-ColaTM. Probablemente no nos toque trabajar con lo último de lo último de la tecnología, ni estemos rodeados de los colegas más brillantes, aunque seguramente tengamos un rol relevante en la sociedad: trabajaríamos nada más y nada menos que para una de las empresas más reconocidas en el mundo entero (al menos como marca).

Ante este escenario, si le preguntasen a nuestros padres, muy probablemente ellos se sintieran orgullosos: "mi hijo es Gerente en Coca-Cola". En cambio para nuestros colegas probablemente seamos un profesional de IT más, del montón. No es por desmerecer a la marca (desconozco cualquier detalle de su infraestructura de sistemas y tecnologías utilizadas, sólo la he utilizado como un ejemplo hipotético) pero ésta se dedica a la fabricación de bebidas, no a desarrollar tecnologías informáticas.

Supongamos, en cambio, que somos parte de una reconocida empresa de IT. Por ejemplo, obtenemos un puesto de Líder de Proyecto en AWS®. Claramente no se trata de una industria como tal, ya que de por sí no produce nada tangible, sólo ofrece un servicio para dar soporte a otras empresas. Por otro lado, no se trata de una empresa reconocida en absoluto entre el común de la sociedad. Sin embargo, en un puesto de tal relevancia para el sector IT, seríamos casi los creadores del futuro (en lo que a tecnologías de la información respecta).

En este nuevo escenario, si le preguntasen a nuestros padres ellos probablemente dirían: "mi hijo trabaja en una empresa americana, no sé que hace, algo de computadoras". En contraste, para nuestros colegas seriamos una especie de semidiós. Es claro que se trata de una empresa puramente focalizada en el desarrollo de servicios informáticos.

Personalmente siempre me tocó prestar servicios para la industria, lo más común cuando uno tiene una carrera en el área de sistemas. Tal vez en el área de desarrollo sea más común trabajar para empresas de IT. Cabe destacar que no es necesario ser desarrollador de software para ser parte de este grupo, muchos Sysadmins son quienes se encargan de diseñar y crear las tecnologías más avanzadas del mundo en lo que a cloud computing y otras áreas de sistemas respecta. Por supuesto siempre he sentido que mi trabajo es relevante (excepto esos días...), aunque también siento que estoy constantemente corriendo detrás de la tecnología. Me gustaría alguna vez ser parte de ese otro grupo de profesionales de IT, artífices y creadores del futuro.

¿Experiencias de trabajo para compartir? Bienvenidas sean en la sección de comentarios.

Disclaimer: este post no está patrocinado por Coca-Cola ni Amazon.

Coca-Cola is a registered trademark of The Coca-Cola Company. AWS is a registered trademark of Amazon Web Services Inc.


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo