El día de ayer publiqué un resumen del año 2019 en números. Entre los datos estadísticos que compartí relacionados a tecnologías, se encuentra el uso de sistemas operativos de los usuarios del sitio. A raíz de un comentario de un usuario en Twitter respecto al gran porcentaje de visitas desde sistemas operativos Windows, y ya que el mes que viene cumplo 8 años en esto del blogging (en realidad son más si cuento mi época de colaborador en ITFreekZone), se me ocurrió analizar la evolución del uso de sistemas operativos a lo largo de los años por parte de los usuarios de este sitio. Por mera curiosidad. Pero resulta que me encontré con una sorpresa desagradable aunque a la vez predecible: el año de Linux en el escritorio va a ser NUNCA.

Considerando que en la actualidad Linuxito cuenta con más de seiscientos mil usuarios (una cifra para nada despreciable), se puede decir que este número conforma una buena muestra para analizar el uso de las tecnologías. Los resultados los sorprenderán.

Pasen y vean...



Estos resultados arroja Google Analytics para los 5 sistemas operativos más populares (3 de escritorio y 2 mobile):

Lo cual se traduce a la siguiente gráfica:

La tendencia es clara: GNU/Linux está desapareciendo como sistema de escritorio.

De todas formas es algo predecible. El terreno de GNU/Linux son los servidores. Como sistema de escritorio es utilizado por una porción reducida de entusiastas. Por esta razón me irrita que se impongan tecnologías orientadas para la supuesta optimización de sistemas de escritorio, las cuales terminan perjudicando notablemente a los servidores que dan soporte y sustento a toda la Internet.

Lógicamente estos datos están en cierta medida sesgados ya que no se trata de la misma base de usuarios a lo largo de los años. Este número no es constante sino que (afortunadamente) se ha incrementado notablemente con el paso del tiempo. Pero no deja de ser una tendencia curiosa. Al mismo tiempo, la situación se agrava si tenemos en cuenta que se trata de un blog dedicado a Linux y tecnologías libres. Con lo cual se espera que sean usuarios con un mínimo aprecio o estima hacia GNU/Linux como sistema operativo de escritorio los que lo visiten.

Por supuesto, muchas de las búsquedas que terminan visitando este sitio tal vez provengan de Administradores de Sistemas (por el tipo de contenido aquí publicado) que sólo ven a Linux como una fuente de trabajo sin más. De todos modos, no hace falta decir que cada profesional de sistemas orienta su carrera en la rama que más le gusta (al menos eso quiero creer). Y si un a profesional de sistemas no le resulta de agrado Linux como sistema operativo, puede orientar su carrera (así sea dentro de la rama de Administración de Sistemas) hacia otras tecnologías (léase Windows/Wintel).

En mi caso en particular, orienté mi carrera hacia la Administración de Sistemas GNU/Linux porque fue mi pasión desde mi época de estudiante. Claro que para llegar a eso tuve que pasar por un par de años Administrando servidores Windows y haciéndome "desde abajo". Puede ser que ese sea el caso para las búsquedas de los artículos más populares de este sitio (digamos profesionales que no les queda otra alternativa que dedicarse a Linux, por necesidad y porque el mercado así lo requiere), o puede ser que simplemente muchos usuarios prefieran seguir utilizando a Windows como sistema de escritorio (por diversas cuestiones que no vienen al caso).

Mea culpa, yo también utilizo Windows como sistema de escritorio (aunque no la mayor parte del tiempo). En la actualidad mi estación de trabajo y mi computadora personal con dual-boot tienen ambas una instalación de Devuan testing (Beowulf), que es donde paso la mayor parte del tiempo (en un desktop con XFCE digamos). No obstante, en casa suelo preferir Windows para trabajar con el software propietario de mi cámara digital, gaming de vez en cuando, y no mucho más que eso.

Invito a mis colegas blogueros a que repitan este (¿interesante?) experimento con los datos de visitas de sus sitios, para ver si encontramos un patrón o tal vez este es un fenómeno que se da sólo aquí.


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo