Ninguna, todas las distribuciones GNU/Linux que se jactan de ser "fáciles de instalar y mantener" o "para principiantes" tienen defectos, son inestables, o no tienen un enfoque adecuado para usuarios acostumbrados al escritorio tradicional de Windows de toda la vida. Muchos dirán "Linux Mint" como la mejor distribución para principiantes. Pero para mí no sirve, por dos razones: hasta ahora sólo posee 9 meses de soporte (ya lo sé, a futuro van a salir versiones LTS); y es inestable porque liberan las versiones con poco o nulo testeo (tiene muchos problemas con ACPI en las portátiles). Por otro lado Ubuntu con su escritorio Unity (o GNOME 3) es espantoso. Si se lo recomiendo a un usuario que quiere abandonar su Windows XP o 7 y ve esa interfaz horrible, ese pseudo escritorio, me mata. Es como la interfaz de Windows 8.

Por eso a veces pienso que GNU/Linux no es adecuado para el pariente que no sabe absolutamente nada de computadoras, para la PC de tu abuelita, o para la vecina (instalá Windows y dejate de joder). Las distribuciones fáciles de usar son malas. En vez de preocuparse tanto porque el sistema inicie rápido, por SystemD y todo su linaje, ¿por qué no se preocupan por hacer un sistema realmente amigable para el usuario común, como OS X o Windows? Me quedo con mi Slackware. Pero lamentablemente no se lo puedo recomendar a gente que no tiene conocimientos básicos de sistemas o que no le gusta la tecnología, porque su mantenimiento no es sencillo. Ni siquiera se lo puedo recomendar a muchos de mis colegas de sistemas, porque la realidad es que la mayoría no quiere ponerse a compilar (por más sencillo que sea) cada vez que necesita instalar una aplicación nueva. Quiere todo ya, siguiente, siguiente, siguiente...

Mi percepción en general sobre GNU/Linux en sistemas de escritorio es que las distribuciones que funcionan realmente muy bien, son las que requieren mayor intervención del usuario. Y las que son amigables y fáciles de usar tienen fallos, son inestables, y la mayoría no ofrece un escritorio tradicional limpio y simple (en este sentido pienso que Cinnamon es el mejor entorno de escritorio que he probado, pero Mint es inestable y tiene unos cuantos problemas). Entonces cuando alguien me dice "así que vos usás Linux, lo tengo que probar algún día, ¿qué distribución instalo?" no sé que responder, y eso es grave. Empiezo a tirar nombres por el aire: "y... un Ubuntu o Mint, qué se yo, yo uso Slackware, Fedora no porque es una cagada...". Pero la realidad es que Ubuntu no es lo que era antes, Mint es inestable y viene con fallos que sobreviven release tras release, Fedora apesta, y Slackware no es adecuado para un novicio.

Linux está lejos de triunfar en los sistemas de escritorio. Linus se expresó al respecto y creo que tiene razón.



Muchos usuarios de distribuciones GNU/Linux dicen que "el que no usa Linux es porque no quiere aprender". En parte tienen razón, pero creo que es un error pretender obligar a la gente a aprender algo que no le interesa. Hay gente que no tiene ganas de aprender algo, sólo quiere usar su computadora y punto, y está bien. Cada uno aprende lo que le interesa. Es como pretender que todo el mundo deba usar sólo cámaras réflex en modo totalmente manual. No, para eso existen las cámaras compactas y smartphones, hay gente que no le interesa aprender acerca de aperturas, velocidades de obturación, sensibilidad ISO, balance de blancos, distancias focales, objetivos, etc. Sólo quieren apretar un botón y que salga una foto. Pienso que con los sistemas operativos es igual, hay gente que no le interesa aprender a mantener un sistema operativo, sólo quiere usarlo y punto. En eso falla GNU/Linux como sistema de escritorio, no cumple con las expectativas y estándares de usabilidad del usuario común y corriente.

Nadie que use GNU/Linux es una persona que no tiene ganas de aprender. Evidentemente es alguien que sabe lo que es un sistema operativo, sabe que existen alternativas a Windows, y se ha preocupado por investigar e instalar (de eso se trata aprender). Hay que reconocer que la mayoría de las personas no tiene esa capacidad. Son analfabetos informáticos, como uno puede ser un ignorante en millones de tópicos fuera del ámbito de sistemas.

El punto de este artículo es que no conozco una distribución GNU/Linux que sea verdaderamente fácil de mantener para una persona con cero conocimientos de sistemas. Pienso que si una persona logra instalar y utilizar GNU/Linux, es porque cuenta con un cierto nivel de conocimiento que no es para nada común en la mayoría de los usuarios de otros sistemas.

Debería haber una distribución que sea realmente fácil de usar. Ubuntu o Mint pueden llegar a ser las candidatas. Pero... Para un usuario de Windows XP o 7: Ubuntu es contraintuitivo con esa horrible interfaz Unity (lo mismo para GNOME 3), no es el escritorio tradicional que todo el mundo está acostumbrado a usar. Y Mint, casi lo logra, pero no puede ser que un bug de ACPI se arrastre durante varias releases hasta la actualidad. Es decir, todavía al día de hoy instalás Mint y falla al apagar, suspender y reiniciar. Linux Mint, la distro "más fácil de usar", me hace quedar mal. Es decir, alguien me pregunta "nunca usé Linux, ¿qué distro me recomendás?", yo recomiendo Mint, y cuando lo instala le falla en algo básico, algo que en otros sistemas operativos no pasa out-of-the-box. Entonces te dice "Linux es una porquería" y tiene razón porque eso en Windows no pasa. Si es necesario tocar parámetros del kernel y reconfigurar GRUB luego de finalizar la instalación, no me vengan con que es fácil para un usuario novato. No puede ser que estemos en 2014 y todavía sea necesario meter mano para que funcionen las cosas. Eso es algo de épocas pasadas de GNU/Linux y por otro lado esto en otras distribuciones no falla.

Pienso que esto es causa de la vorágine de liberación de versión tras versión de paquetes y distribuciones sin control ni testeo de por medio. Un usuario común no tiene ganas de reinstalar el sistema cada 9 meses, es ridículo, peor que lo que era tener Windows 98. Además no es recomendable que un principiante use una distribución que no sea LTS. Las distribuciones que carecen de testeo hacen quedar mal a GNU/Linux frente a un usuario que se quiere iniciar. Por ello, esperemos que con la liberación de versiones LTS mejore notablemente la calidad y estabilidad de Linux Mint.

Mi opinión personal es que ningún usuario de GNU/Linux es un usuario básico. Por el contrario pienso que todos los usuarios de GNU/Linux (sea la distro que sea) son avanzados (tienen conocimientos informáticos, saben lo que es un SO, un disco, un procesador, etc). Porque, lamentablemente, para usar GNU/Linux hay que ser un usuario de computadoras avanzado. No me vengan con esa mentira de que hasta mi abuelita puede instalar Mint o Ubuntu. No me imagino a mi abuelita configurando parámetros del kernel para arreglar los errores durante la instalación. Mi crítica es justamente que GNU/Linux debería poder ser instalado, utilizado y mantenido hasta por un chimpancé. Cuantos chantas conocemos que se la dan de técnicos informáticos, "reparando" sistemas Windows de terceros, teniendo 0 conocimientos de sistemas, y sin embargo sobreviven. En cambio para arreglar problemas en GNU/Linux hay que tener conocimientos reales de computación.

Les pido encarecidamente que echen algo de luz respecto a este tema, compartiendo en los comentarios sus conocimientos y experiencias con distribuciones amigables, como para recomendarle a quienes deseen iniciarse en GNU/Linux.

Mi problema es que sigo sin saber qué distribución GNU/Linux recomendarle a un novato.

¡No me peguen, soy Giordano!


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo