Opera es un navegador (Web browser) freeware desarrollado por Opera Software. Es actualmente el cuarto navegador más popular en dispositivos móviles (detrás de Android, iPhone y Chrome), y su versión "Opera Mini" ha sido seleccionada como navegador integrado por defecto en diferentes dispositivos móviles.

Entre sus características destacadas incluye el uso de pestañas (tabbed browsing), zoom, mouse gestures (detección de combinaciones de movimientos y clics, con el mouse, para reconocer acciones), y un gestor de descargas.

Opera corre en diferentes sistemas operativos como Microsoft Windows, Mac OS X, GNU/Linux y FreeBSD. Además sus versiones móviles corren en Android, iOS, Symbian, Maemo, Bada, BlackBerry y Windows Mobile.

En este artículo voy a explicar cómo instalar Opera en GNU/Linux.

Desde el sitio oficial (www.opera.com) es posible descargar Opera en diferentes formatos de paquete para instalar en Arch, CentOS, Debian, Fedora, Gentoo, MEPIS, Mandriva, Mint, Red Hat, Sabayon, Slackware, Ubuntu y openSUSE. También existen versiones TAR para instalar en otras distribuciones.

Opera en CentOS 6

Seleccionar la distribución donde se instalará Opera. En este caso estoy utilizando CentOS 6, por lo tanto debo seleccionar la distribución "CentOS":

Luego debo especificar el formato de paquete "RPM":

E iniciar la descarga presionando el botón "Free download":

En este caso "Free" es por gratis, no por libre.

Al finalizar la descarga, ejecutar los siguientes comandos desde la línea de comandos:

$ cd Downloads/
$ sudo rpm -i opera-12.16-1860.x86_64.rpm

Al abrir Opera por primera vez (ejecutando opera desde la línea de comandos o mediante Ctrl+F2, o en GNOME 2 accediendo al menú "Applications > Internet > Opera") se debe aceptar la licencia:

Leer cuidadosamente y presionar "I Agree" para aceptar la licencia.

Opera en otras distribuciones no listadas

En caso de utilizar una distribución que no figure en el listado, es necesario descargar la versión TAR:

Al finalizar la descarga se debe descomprimir el paquete y ejecutar el instalador "install", ejecutando los siguientes comandos:

$ cd ~/packages/
$ tar xvf opera-12.16-1860.x86_64.linux.tar.bz2
$ cd opera-12.16-1860.x86_64.linux
$ sudo ./install

Luego seguir los pasos de instalación (trivial).

Conclusión

La experiencia de navegación con Opera en GNU/Linux me resultó personalmente mucho más lenta que con otros navegadores que he probado (tales como Google Chrome, Mozilla Firefox, Konkeror, SeaMonkey, Internet Explorer y Maxthon, entre otros). Aunque, como es útil disponer de la mayor cantidad posible de navegadores cuando se desarrollan sitios Web, es recomendable tenerlo a mano. Sobre todo teniendo en cuenta que su instalación es extremadamente sencilla.


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo