redimensionar

  • En este artículo voy a explicar cómo redimensionar (expandir) una partición que contiene un sistema de archivos ZFS en Linux, típicamente luego de haber aumentado el tamaño del disco de una máquina virtual.

  • Luego de redimensionar un disco en una vieja máquina virtual GNU/Linux corriendo Debian, tuve la necesidad de detectar el cambio de tamaño del mismo sin reiniciar el sistema. Anteriormente expliqué cómo detectar un cambio en un disco SCSI en Linux sin necesidad de reiniciar el sistema utilizando el sistema de archivos /sys. Sin embargo, ahora encontré un método más simple y rápido que no requiere conocer el número de dispositivo SCSI.

  • Uno de los sistemas de archivos de un servidor, alojado en un volumen lógico LVM, necesitaba más espacio. Pero el grupo LVM al que pertenecía el volumen no tenía espacio libre. Por ende no quedó otra alternativa que incrementar el tamaño del grupo LVM. Para hacerlo existen dos posibilidades: agregar un nuevo disco o partición al grupo; o redimensionar uno de los discos o particiones pertenecientes al mismo. Anteriormente he explicado cómo redimensionar un disco físico perteneciente a un grupo LVM, pero en este caso en particular necesitaba redimensionar una partición LVM de un disco físico, lo que significa que además de aumentar el tamaño del disco es necesario luego modificar el tamaño de la partición subyacente. Es decir, aumentar el tamaño del disco y luego expandir la última partición del mismo para que utilice el nuevo espacio disponible al final del disco.

    En síntesis, se deben realizar los siguientes pasos:

    1. Hacer un backup fresco de toda la información en el servidor.
    2. Crear un snapshot del disco si la tecnología de virtualización lo permite.
    3. Modificar el tamaño del disco (lógicamente se trata de una máquina virtual).
    4. Hacer un backup
    5. Hacer un backup
    6. Hacer un backup
    7. ¿Mencioné hacer un backup?
    8. Redimensionar la partición dentro del disco.
    9. Notificar al grupo LVM acerca del nuevo tamaño de la partición.
    10. Aumentar el tamaño del volumen lógico LVM de acuerdo al nuevo espacio disponible en el grupo LVM.
    11. Expandir el sistema de archivos en el volumen lógico.
  • En este nuevo artículo dedicado a GIMP voy a explicar dos tareas básicas al trabajar con imágenes: cómo cambiar el tamaño de una imagen; y cómo recortar una porción rectangular de una imagen.

  • En este artículo voy a demostrar cómo configurar múltiples direcciones IP en una misma interfaz de red en GNU/Linux, utilizando como ejemplo las distribuciones Debian y CentOS.

    El concepto de configurar múltiples direcciones IP en una misma interfaz de red se denomina "IP aliasing". Esto puede ser útil, por ejemplo, para configurar múltiples sitios virtuales (Virtual Hosts) en Apache utilizando una única interfaz de red con diferentes direcciones IP asignadas. La principal ventaja de esta técnica, es que no se requieren interfaces físicas adicionales para cada IP, sino que se crean múltiples interfaces virtuales asignadas a una misma interfaz física.

  • Al utilizar máquinas virtuales, puede ser frecuente la necesidad de redimensionar un disco. Esto se debe a que la mayoría de las tecnologías de virtualización otorgan la flexibilidad de asignar recursos de manera dinámica. Esta capacidad de modificar tamaños de discos de manera simple y rápida, hace que los administradores de sistemas sean un tanto "austeros" al momento de asignar recursos. Por ello surge luego la necesidad de aumentar tamaños de disco, memoria, etc. Más aún cuando se trata de sistemas pasando de su fase de desarrollo/testing hacia producción.

    Ahora bien, lo que ocurre cuando se modifica el hardware de una máquina virtual (algo que no es tan simple con hardware físico, ya que no es posible modificar el tamaño de un disco duro, por ejemplo) es que generalmente se debe reiniciar el sistema operativo guest, para que éste "vea" los cambios (detecte la modificación o el nuevo hardware). Sin embargo, a veces es posible lograr que el núcleo del sistema operativo guest (en este caso Linux) detecte el cambio realizado, forzando un reescaneo (rescan) del hardware en cuestión (en este caso un disco SCSI). Esto evita la necesidad de reiniciar el sistema operativo guest, con lo que ello implica, especialmente en sistemas en producción.

    Este artículo explica cómo detectar un cambio en un disco SCSI en Linux sin necesidad de reiniciar el sistema.