LVM

  • Gestión de máquinas virtuales QEMU/KVM desde línea de comandos con virsh

    Este artículo explica cómo crear una máquina virtual en un host CentOS 6 totalmente desde línea de comandos (y de manera simple y fácil) utilizando la herramienta de línea de comandos virsh, parte de la API de virtualización libvirt.

  • Inicializar y configurar LVM en Linux

    LVM (Logical Volume Manager) es un sistema de gestión de volúmenes lógicos más avanzado y flexible que el tradicional método de particionado de disco. LVM mapea volúmenes lógicos definidos y gestionados por LVM en dispositivos listos para ser formateados y utilizados por el sistema operativo subyacente. Entre las ventajas de LVM se destaca la capacidad de redimensionar volúmenes de forma dinámica, crear dispositivos lógicos de gran tamaño a partir de varios dispositivos físicos, crear snapshots de los dispositivos utilizando CoW (copy-on-write), encriptar dispositivos con contraseña, etc.

    En la actualidad todas las distribuciones soportan LVM, incluso muchas emplean dispositivos LVM durante la instalación del sistema operativo.

    Este artículo explica cómo inicializar un grupo de LVM a partir de una partición como primer volumen físico del grupo y crear volúmenes lógicos desde línea de comandos en Linux. El objetivo es comprender todos los pasos involucrados en la inicialización de LVM: crear volúmenes físicos; definir grupos LVM; y crear volúmenes lógicos.

  • Redimensionar volúmenes físicos, volúmenes lógicos y grupos en LVM

    La virtualización (o consolidación) de servidores trae consigo innumerables ventajas: mayor eficiencia energética, reducción de costos, menor cantidad de hardware, mejor aprovechamiento de los recursos, mayor flexibilidad y simplicidad en la administración, mejor seguridad y recuperación, entre otras. Pero también se introducen nuevos escenarios y problemáticas que antes no se planteaban.

    Un ejemplo de situación especial que se debe afrontar a menudo es el caso de la administración de discos. La mayoría (por no decir todos) los sistemas de virtualización permiten redimensionar (aumentar o reducir la capacidad) de los discos virtuales. Esto anteriormente sucedía en raras ocasiones, porque obviamente un disco físico no se puede redimensionar (a lo sumo se puede reemplazar por uno de diferente capacidad).

    La situación que debí abordar recientemente (y que nunca antes se me había presentado) surgió por la necesidad de aumentar la capacidad de un disco virtual. Un servidor consolidado (convertido a máquina virtual desde una instalación en hardware físico) se quedó sin espacio en uno de sus discos y me solicitaron aumentar su capacidad. En general, cuando se trata de una tabla de particiones MBR tradicional, es una tarea relativamente sencilla utilizando una herramienta como parted o GParted. Pero en este caso el disco no tenía tabla de particiones, sino que estaba asigado completamente como único volumen físico de un grupo LVM sin physical extents (PE) disponibles (PFree). Por lo tanto (luego de aumentar la capacidad del disco virtual desde el hipervisor) necesitaba redimensionar el grupo LVM antes de poder redimensionar cualquier volumen lógico, para finalmente redimensionar el sistema de archivos que había quedado sin espacio.