En este nuevo artículo dedicado a GIMP voy a explicar cómo es posible lograr que GIMP recuerde nuestra configuración preferida de sus herramientas. Llevo más de 5 años usando GIMP y recién ahora me doy cuenta de este tip, que me hubiera ahorrado tiempo, sobre todo a la hora de procesar fotografías.

Cuando estoy trabajando con fotografías, a la hora de hacer recortes en general me gusta preservar la relación de aspecto del sensor de la cámara. Para ello es necesario configurar la herramienta de selección rectangular especificando una relación de aspecto fija. Además me gusta resaltar la selección (oscureciendo la parte de la imagen que queda fuera del área rectangular seleccionada), y marcar utilizando la regla de los tercios o las seciones áureas, tal como se ve en la siguiente captura:

Anteriormente, cada vez que abría GIMP, y necesitaba la herramienta de selección rectangular, debía pasar por el trámite de configurarla a mi gusto. Afortunadamente esto no es necesario ya que GIMP ofrece la posibilidad de recordar las preferencias, desde el menú "Edit > Preferences":

Edit > Preferences

Desde la pestaña "Tool Options", debajo de la sección "General" se puede utilizar el botón "Save Tool Options Now" para guardar la configuración de las herramientas. De esta forma, la siguiente vez que se ejecute GIMP, las herramientas estarán configuradas como lo estaban al momento de guardar.

También es posible que la configuración se guarde automáticamente cada vez que se cierra GIMP, utilizando la opción "Save tool options on exit":

En la misma pestaña, debajo de la sección "Scaling" es posible cambiar el algoritmo de interpolado por defecto. A mí personalmente me gusta utilizar "Sinc (lanczos3)", es más lento que "Linear" pero logra mejor calidad:

Entre muchas opciones de configuración, también es posible cambiar el color de fondo de la ventana de la imagen. Esto puede ser útil en casos en que cuesta distinguir donde comienza el borde de una imagen, porque se confunde con el color de la ventana. Para acceder a esta opción dirigirse a la pestaña "Image Windows > Appearance" y seleccionar "Custom padding color":

Al abrir GIMP nuevamente, la herramienta de selección rectangular se encuentra configurada a mi gusto, y al crear o abrir una imagen el fondo de la ventana tiene el color deseado:

¡Que lo disfruten!


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo