La relación de aspecto es la proporción entre el alto y ancho de una imagen. Diferentes cámaras digitales tienen distintas relaciones de aspecto. Por ejemplo las cámaras réflex (DSLR) tienen la relación de aspecto 3:2, y algunas viejas compactas tienen la relación de aspecto 4:3. En los formatos widescreen de los televisores y monitores suele ser 19:6. Para entender cómo funciona la relación de aspecto veamos un ejemplo: si w es el ancho de la imagen, h es el alto, y la relación de aspecto es 3:2, se verifica la ecuación w * 2 = h * 3.

Muchas veces deseamos quedarnos sólo con una porción de una fotografía, lo cual se conoce en términos fotográficos cómo "recorte", y a su vez mantener la relación de aspecto. Para ello tendríamos que, luego de haber elegido un ancho o alto, calcular la otra dimensión utilizando la ecuación anterior. Los cálculos se pueden complicar ya que muchas veces no podemos encontrar un valor entero que verifique la ecuación para un valor seleccionado. Por ejemplo si elegimos un ancho de 5 píxeles y queremos mantener la relación de aspecto 3:2, no existe un valor entero igual a 5 * 2 / 3. En GIMP es posible realizar cualquier recorte de manera sencilla y manteniendo la relación de aspecto sin tener que meterse en complicados cálculos, calculadora, etc.



Para ello es necesario utilizar la herramienta de selección rectangular (se puede acceder rápidamente mediante la tecla R) de la siguiente manera: 1- crear una selección cualquiera; 2- Fijar la selección (tildando el casillero Fixed) de acuerdo a la relación de aspecto (Aspect ratio); 3- Especificar la relación de aspecto deseada (por ejemplo 3:2, 4:3 ó 16:9); 4- Finalmente al redimensionar la selección se respetará automáticamente la relación de aspecto.

El siguiente video explica el procedimiento anterior:

BONUS TRACK: cómo enderezar un horizonte inclinado de forma precisa

Muchas veces capturamos la imagen de nuestro paisaje favorito y al ver la foto en nuestra computadora nos damos cuenta que el horizonte está torcido, inclinado o desnivelado. Afortunadamente esto se puede corregir de forma sencilla utilizando la herramienta para rotar imágenes. Es un proceso que siempre realicé como quien dice "a ojo", es decir, rotando la imagen hasta que mi percepción me indica que el horizonte está nivelado. Recientemente, gracias a un artículo en el blog LinuxmanR4, descubrí que es posible nivelar el horizonte de forma casi exacta. El truco consiste en utilizar la herramienta de medición y trazar una línea siguiendo el horizonte. Al hacer esto, la herramienta indica de forma precisa en cuantos grados está inclinado el mismo. Luego es posible utilizar este valor para rotar exactamente los grados medidos.

En el siguiente video se puede ver el procedimiento de forma clara y concisa:

El problema es que, al rotar la fotografía, las esquinas se pierden (por obvias razones). Por ello luego de rotar es necesario realizar un recorte. Utilizando la herramienta de selección como se explicó en el video anterior es posible obtener un recorte que preserve la relación de aspecto.

Recuerden que las casas de fotografía utilizan relaciones de aspecto que no coinciden con las cámaras compactas modernas. Por ello en las casas de fotografía siempre aplican algún tipo de recorte. Por ejemplo, al imprimir en tamaño 13x18cm. (1,38) se utiliza una relación de aspecto que no coincide con 3:2 (1,5) ni 4:3 (1,33).

LinuxmanR4 es un blog dedicado a GNU/Linux y software libre donde se pueden encontrar muchos tutoriales dedicados a GIMP.

Que lo disfruten!!!


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo