Desde hace un tiempo tengo la idea de comenzar un nuevo blog, por supuesto sin dejar de lado a linuxito.com. Sino que deseo tener un espacio libre, donde pueda escribir sobre mis pasiones (fuera de mi trabajo) y compartir mis experiencias. Sin estar atado a un tema tan específico como lo es el mundo de GNU/Linux y el software libre. Lo que me motiva principalmente es compartir mi gusto por la gastronomía, enología, fotografía y viajes, los grandes placeres de la vida. Pero claro, sin sentirme obligado a publicar con regularidad, como lo hago en linuxito, empujado por la creciente cantidad de lectores (los días que no publico artículos siento que los estoy abandonando o defraudando). Más bien deseo publicar lo que se me antoje, cuando se me antoje (esto me recuerda al capítulo de Los Simpsons "Bart's Inner Child").

Claro que al iniciar un nuevo blog sin deseos de asumir un compromiso (digamos que se trata de una amante, mas que una esposa) no pienso invertir dinero en dominio, hosting, etc. (a la amante se la lleva a un hotel alojamiento, no se le compra una casa el primer día). Y, como no soy un amante de Wordpress, ni mucho menos, decidí optar por Blogger, la plataforma de blogging de Google. Basta con ingresar a www.blogger.com y presionar el botón "Nuevo blog":

Es aquí cuando nos topamos con uno de los grandes problemas de Internet en la actualidad: ¿qué nombre de dominio elegir? La realidad es que, como pasa en casi todos los dominios de nivel superior (.com, .net, .org), por culpa de la cyberocupación cada vez hay menos nombres disponibles en las zonas como blogger.com, wordpress.com y otras.

La cyberocupación consiste en el registro especulativo de dominios para su posterior venta. Aunque para el caso de las zonas como blogger.com y wordpress.com, más que registro especulativo se trata de simple abandono de dominios (¿a quién se le ocurriría comprar un subdominio de .blogspot.com?). Por ejemplo, en Argentina, para combatir la cyberocupación, la Dirección Nacional del Registro de Dominios de Internet (nic.ar) decidió comenzar a cobrar una tasa anual por cada dominio registrado. Anteriormente el registro de dominios era gratuito, lo cual había llevado al dominio de alto nivel .com.ar a ser uno de los más cyberocupados de Internet. Prácticamente uno podía volcar una taza de café sobre el teclado y aun así no encontraría un dominio .com.ar disponible.

Sin embargo, el problema de la cyberocupación en las zonas blogspot.com y wordpress.com pasa por otro lado, pues no se trata de especulación sino de simple abandono y desidia. Pero qué mejor que mostrarlo con un ejemplo. Mi idea era registrar un nombre que contenga alguna combinación de las palabras "vida", "vivir", "comer", "beber", "arte", "placer", o algo por el estilo. A continuación les muestro una lista (apenas la punta del iceberg) de blogs cuyo nombre de dominio coincide con esos criterios, y están abandonados o directamente en blanco:

Por ahora me cansé de buscar y abandoné la idea de iniciar un nuevo blog, al menos hasta que se me ocurra un nombre de dominio original, y que esté disponible.

Mi humilde opinión es que Blogger debería implementar alguna especie de "limpieza" de nombres. Sobre todo para blogs que han escrito sólo una entrada en diez años. Si eso no es cyberocupación, ¿qué es?.


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo