Estimados y fieles lectores. Este mes hubo novedades importantes respecto a AdSense que me obligaron a replantearme la continuidad del blog.



Vamos por partes...

Costos de mantener un blog en línea

Todos saben que mantener un blog personalizado en una plataforma propia implica costes (contratar un VPS o servidor privado virtual en este caso). Por otro lado está el costo de comprar y mantener un dominio "www.linuxito.com". El servidor se puede pagar mes a mes en la mayoría de los casos, sin embargo el dominio se abona anualmente. Estos costos no son elevados (en dólares): por el dominio debo abonar unos 15 dólares al año, mientras que por el servidor unos 11 dólares al mes. En promedio necesito aproximadamente unos 13 dólares por mes para mantener el sitio en línea.

13 dólares por mes puede ser poco dinero en otros países. Sin embargo en Argentina es un valor elevado. Supera por ejemplo a mi factura de televisión por cable, Internet, o incluso mis facturas de luz o gas. Así es, mantener un VPS y dominio es más costoso (en Argentina) que mi factura de TV, Internet, luz o gas.

Publicidad como mecanismo de financiamiento

Este blog surgió sin ánimos de lucro y para compartir conocimientos. Sin embargo, el contenido aquí publicado resulta de utilidad para miles de profesionales en sus labores diarias. Es por ello que a lo largo de los más de 8 años de vida recurrí a Google AdSense para conseguir dinero que me permita costear servidor, dominio y algunas cervezas. El volumen de visitas es considerable y me ha obligado a aumentar la capacidad (y costo) del servidor en varias oportunidades. En lo que va de 2020 tuve un piso de 72 mil visitas por mes (en agosto) y un pico de 119 mil (en abril). Pero, a pesar de semejante cantidad de tráfico, el nivel de ingresos por publicidad es muy bajo (aunque parezca mentira). Por un lado, una gran cantidad de lectores utiliza bloqueadores de publicidad (algo esperable en el nicho de usuarios al que apunta el contenido de este sitio). Por el otro, Google paga miserias. Cualquier blogger o youtuber sabe que Google paga muy poco (aunque a los youtubers les paga un poco más).

La situación con Google AdSense

Ok, no era el motivo de este artículo lamentar los bajos ingresos (que a pesar de todo me permiten afrontar los costos y pagar las cervezas) sino dar a conocer las novedades de Google AdSense:

Western Union will no longer be available when choosing your form of payment

A partir de enero de 2021 Google deja de utilizar Western Union como medio de pago. Esto significa que ya no podré cobrar absolutamente nada (cero) de cualquier ingreso de AdSense, por más mínimo que sea. ¿Por qué? Porque ahora Google sólo pagará a través de transferencias bancarias a cuentas en dólares, lo que se traduce (al menos aquí en Argentina) a la necesidad de contar con una caja de ahorro en dólares (no es mucho problema) y emitir facturas de exportación de servicios (facturas E, este sí es el problema).

Verse obligado a emitir una factura (así ocurre con cualquier banco a fin de acreditar depósitos en dólares provenientes desde el extranjero, por requerimiento del Banco Central) significa tener que darse de alta como monotributista (autónomo). Pero además significa "blanquear" los ingresos.

Con Western Union podía cobrar en cualquier sucursal presentando mi DNI y sin necesidad de emitir facturas ni realizar ningún tipo de trámite administrativo. Por supuesto el cobro era en pesos en billetes (nunca dólares).

Las peculiaridades de nuestro país

En argentina tenemos una dispersión cambiaria que hace que la diferencia entre el dólar de importación y el dólar de exportación sea de casi un 100% (en la actualidad). Con costos en dólares e ingresos brutos en pesos (al 50%), y luego de descontar los tributos y tasas, los ingresos netos se reducen automáticamente un 75% (o más) contra lo que se obtiene cobrando mediante Western Union. En mi caso significa que los tristes 40 a 50 dólares por mes se reducen a 10-12 dólares. Esto es lo que desmoraliza y saca las ganas de seguir adelante.

Por supuesto está el hecho de que no me interesa registrarme como monotributista para cobrar 10 dólares por mes (en pesos). Es ridículo. Por ende, tengo que despedirme de Google AdSense y de cualquier tipo de ingresos por publicidad.

A quién echarle las culpas

Me atrevería a decir que el 99% de los creadores de contenido de Argentina le han echado la culpa al gobierno (o a los sucesivos gobiernos, digamos) por la dispersión cambiaria y los (supuestamente altos) impuestos de exportación de servicios. Mi opinión es que Google siempre pagó una miseria, que los impuestos en Argentina son más bajos que en la mayoría de los países Europeos y que la dispersión cambiaria es un problema. Sin embargo, Google debería pagar ingresos lo suficientemente altos para obtener una ganancia mínima aún teniendo que emitir factura y pagar tasas. Pero claro, Google no se hizo rico firmando cheques.

Alternativas?

Ahora bien, ¿qué alternativas tenemos los creadores de contenido de Argentina y otros países de Latinoamérica donde el acceso al dólar es difícil (sino imposible)? Lo primero que me preguntan es si Google es la única plataforma de publicidad y la respuesta es sí (al menos que funcione en Latinoamérica). Descarto de plano probar una plataforma de publicidad alternativa porque sé que los ingresos van a ser peores aún.

¿Otros medios de cobro? Solamente cheque, el cual es imposible cobrar en Argentina. Puede haber algunos métodos rebuscados como abrir una cuenta offshore e ingresar el dinero a Argentina a través de una operación financiera (CCL). Sin embargo, escapa a mis posibilidades e intereses.

Por otra parte, las donaciones han probado ser insuficientes. En lo que va del año he recibido donaciones por U$S 7,99 gracias al generoso aporte de lectores sinceramente agradecidos, tal como se puede comprobar en el balance de donaciones. Aunque lamentablemente no llega a cubrir los costos de mantenimiento de ni siquiera un mes.

La última posibilidad son los posts patrocinados. Esto es publicidad en forma de artículos. He recibido por correo innumerables ofertas para escribir contenido patrocinado, por ejemplo escribir acerca de un proveedor de servicios o soluciones en la nube. Lo dije y lo reitero, para mí, los artículos patrocinados son peor que la publicidad. La publicidad se puede bloquear y listo. En cambio un post patrocinado es traicionar al lector, es perder la confianza y entregar la credibilidad. Algo que no pienso hacer.

Probables soluciones

Creo que he resumido todo el cuadro de situación actual bastante bien en los párrafos anteriores.

Más allá de todo sigo apasionado por el blogging y con muchas ganas de continuar. Obviamente esta situación desmoraliza y dan ganas de tirar todo y abandonar la actividad. Lo mismo le ha ocurrido a cientos de youtubers como seguramente hayan descubierto los seguidores de creadores de contenido de Argentina y otros países de Latinoamérica. En mi caso aún tengo deseos de continuar, me gusta lo que hago, pero no puedo darme el lujo de mantener esta actividad como un simple hobby. Tengo otros hobbys y créanme que son mucho más caros que ésto. Es por eso que estoy evaluando alternativas.

La salida fácil es cerrar el blog y a otra cosa. Pero es sólo eso: la salida fácil y entreguista.

Si en cambio deseo continuar tengo que analizar la forma de minimizar los costos. El dominio no lo pienso resignar porque es la identidad de este proyecto desde hace años. Así que tengo que buscar formas de reducir el costo del servidor en la nube. Aunque no puedo cambiar la plataforma (Joomla!) a una gratuita como Blogger o Wordpress ya que migrar 1.381 artículos (y contando...) sería un verdadero dolor de cabeza.

Se me ocurre la idea de pasar a un servidor más económico con menores recursos de memoria y CPU. Aunque esto implica que ya no soportará la carga actual. Una posibilidad sería minimizar el tráfico cerrando el acceso al sitio sólo para usuarios registrados. De esta forma me sacaría de encima los usuarios "golondrina". Esos que vienen, comen, cagan y se van para no volver jamás...

Esto además me alentaría a volver a habilitar los comentarios y tal vez empezar a orientar el sitio más hacia una comunidad que hacia un blog. Son posibilidades e ideas que estoy barajando.

Tampoco quiero mendigar hosting ni VPS. No es mi estilo y quiero seguir administrando mi propio servidor mientras pueda.

Aunque ya les puedo garantizar que van a haber cambios drásticos a partir del 1° de diciembre de 2020.


Tal vez pueda interesarte


Compartí este artículo